¿Por Qué No Deberías Ocultar Detalles Que Desfavorecen A Tu Inmueble?

Uno de los errores comunes que comenten los propietarios es no mencionar a los clientes algunos detalles que no favorecen al inmueble, pero esto es un error que probablemente va a retrasar mucho la venta de dicho inmueble.

¿Por Qué Sucede Este Error?

La mayor parte de las veces, los propietarios no cometen este error por malicia, sino más bien por prisa a la hora de vender el inmueble y no revisar muy bien la documentación.

Y no piense por 1 minuto que el comprador no se dará cuenta.

De todas maneras, el comprador va a descubrir cualquier irregularidad que haya con el inmueble y esto probablemente haga que se caiga la venta porque el comprador pensará que se trató de sacar ventaja de él.

La Postura Del Comprador

Muchas ventas no terminan por cerrarse debido a este error. Tarde o temprano los detalles que no favorecen a una vivienda van a conocerse y a influir negativamente en su precio.

Una vivienda puede tener un precio justo de mercado; pero cuando el comprador descubre que todo lo que le han dicho no es totalmente cierto, comienza a dudar si la compra de esta vivienda es una buena oportunidad.

¿Qué Se Suele Omitir?

¿Qué detalles tienden a ocultar los propietarios, más por ignorancia que por mala fe?

Generalmente son detalles documentales sobre su vivienda: pagos que no están al día, gastos adicionales de mantenimiento de la propiedad de los cuales no se informa al interesado; estado físico de alguna parte de la vivienda; problemas con el vecino por los límites de la propiedad; problemas urbanísticos que afectan a su vivienda, etc.

Toda Vivienda Tiene Algo Que No La Favorece

Toda vivienda, repito, toda vivienda, tiene detalles que no le favorecen.

Toda vivienda tiene ventajas y desventajas y esto debe asumirlo el propietario.

Ocultar estos detalles no le favorece en absoluto en la venta y van a influenciar posiblemente en que al final, y tras un largo periodo en el mercado, obtenga un precio menor del que podría haber obtenido si hubiera sido totalmente transparente al principio.

Esto me lleva a recordar a los propietarios que es necesario preparar muy bien la vivienda antes de ponerla en el mercado y esto lleva tiempo.

Recopilar todos los datos legales de una vivienda e inspeccionarla detalladamente antes de ponerla en el mercado; no sólo lleva tiempo, sino que se necesita saber hacerlo.

Sólo cuando se tiene TODOS los datos y el asesor inmobiliario conoce tu vivienda como tú, es el momento apropiado para ponerla a la venta y comenzar a recibir llamadas.

Conclusión

En resumen, piénsatelo dos veces antes de poner tu vivienda a la venta sin repasar toda su documentación legal.

Se transparente con tu asesor inmobiliario y exige a éste que prepare un Dossier de Venta con todas las características de tu inmueble.

Y por favor, recuerda lo siguiente: el no proporcionar ciertos datos de tu propiedad al comprador por no haberte dado cuenta, no se tiende a interpretar como un olvido; sino como falta de honestidad y es lo que cancela una venta.

¿Qué pensarías tú si descubres cierta información que no te habían revelado de una vivienda en la que estás interesado/a y luego te dicen que no se te entregó por descuido?

Contacto

Andrés Berger
Teléfono: 994-964-486