Errores Al Vender Tu Casa. ¿Cómo Perdió $450,000 Dólares En 3 Días?

Si estás buscando no cometer errores al vender tu casa, la historia que voy a contar ahora es una de obstinación sin límites que llevó a una propietaria a perder más o menos $450,000 dólares, todo por no querer asesorarse de un agente inmobiliario existoso de manera gratuita y además ya estando la cita confirmada.

Seguro que vas a querer leer esto para evitar que te suceda y estar más abierto a trabajar con las agencias inmobilarias de Lima que por algo están ahí.

Comienzo De La Historia

En un recorrido normal como agente inmobiliario de búsqueda para descubrir propiedades que están a la venta para ayudar al propietario a venderlas, me topé con un letrero que decía: «Se Vende» muy grande en la calle Naranjos en San Isidro.

Entonces saqué el teléfono y llamé para preguntar sobre la propiedad para captarla para la empresa inmobiliaria en la que trabajaba.

La señora me atendió, me dijo que la casa tenía 640 metros cuadrados de terreno y cuando le dije que era corredor inmobiliario me dijo que no quería corredores, entonces le repliqué que podría trabajar sobre el precio que está trabajando ella a ver si podía encontrar un comprador, a lo cual me respondió, que quería $1,400,000 dólares por su casa vendiéndola como terreno y yo le podía agregar lo que quisiera para obtener mi comisión.

Al precio que me dijo: el precio por metro cuadrado que estaba pidiendo la señora era de: $2,200 dólares aproximadamente.

La Valoración

Entonces fui a la oficina a investigar el valor del terreno en esta ubicación y me di con la buena sorpresa que el terreno valía $2,900 metro cuadrado exactamente en el mismo lugar.

Entonces el valor real del terreno de la señora era de: $1,850,000 aproximadamente.

Sabiendo que podría subirle el precio substancialmente y aún así, venderlo con relativa facilidad para que todos ganemos más, llamé otra vez a la señora diciéndole que me interesaba su propuesta de venderlo.

La Reunión

Entonces fui a la reunión programada, pero la señora no se presentó, tampoco avisó que no se presentaría ni nada, simplemente me dejó plantado.

Dejó dicho a la secretaria que me había dejado un mensaje pero yo no había recibido nada de nada.

Bueno, pensando que era cosa de volver a programar una reunión la llamaba desde mi celular, pero nunca contestaba.

Al segundo día sospeché que había bloqueado mi teléfono, entonces le dije a una compañera de trabajo que la llame y para sorpresa, contestó la llamada, pero luego cuando la intentó llamar nuevamente, ya no se la podía ubicar.

Parece ser que cuando le llamaba algún corredor, inmediatamente bloqueaba el número para que no la vuelvan a llamar.

El Whatsapp

Como era muy difícil comunicarse con este cliente, le envié un mensaje de Whatsapp, pero no respondió.

Pensé que también me había bloqueado el Whatsapp, así que lo dejé ahí un poco pendiente.

Segundo Apoyo

Luego de esto le pedí apoyo a otra compañera de trabajo para que la llame y al responderle, antes que le diga que es agente inmobiliario, le dijo que ya se había vendido por $1,400,000.

Conclusión

No sé lo que pasaba por la mente de esta señora, pero lo cierto es que por su obstinación, probablemente perdió más o menos $450,000 dólares por la venta de su inmueble, simplemente por no querer asesorarse de alguien que sabe de los precios de las propiedades.

Espero que esta historia pueda servir para algo y evite errores al vender tu casa.

Si a veces las personas no fuesen tan tercas, la vida podría ser mucho mejor para todos.

Contacto

Andrés Berger
Teléfono: 994-964-486